Now loading.
Please wait.

Menu

Home

Home
Home
Edición 4 "La Motivación De La Sentencia"

Edición 4 "La Motivación De La Sentencia"

posted in Nuestros Editoriales by Super User

Comparte ahora
Por: Alexis Isaza Vélez
Es común en el ámbito de nuestra profesión hablar de la “Motivación de la sentencia” y es que es claro que cada decisión debe tener un fundamento y argumento jurídico que la sustente. Para ello la corte constitucional ha sostenido qué: “La falta de motivación es un defecto de las providencias judiciales cuando se adoptan sin justificación suficiente. La deficiencia puede originarse –como lo ha reconocido la Corte Constitucional- o bien en la falta de justificación externa o bien en la carencia de justificación interna” Sentencia T589/10. Ahora bien, para efectos de la perspectiva que sostiene el presente escrito no ahondaremos en los elementos propiamente mencionados, pues solo surten un efecto meramente enunciativo.
Precisando el tema a proponer, diremos que aunque las providencias deben sustentarse bajo la mirada rigurosa de los elementos probatorios allegados al proceso, no puede esta convertirse en un vademécum interminable de otras “copiar y pegar” para terminar en sentencias de 500 y más páginas innecesarias que solo hacen más lento el aparato judicial y la respuesta rápida y eficaz que el ciudadano espera de la administración. Entonces es apropiado mencionar que “la capacidad de síntesis” es también un instrumento válido al momento de editar una sentencia. No por ello debemos pensar que ésta carezca de argumentos, pues no es la extensión la que valida el argumento, es la precisión valorativa del problema planteado y la misma, al encontrar la respuesta que conviene al sustanciador. Para al fin “Demostrar que es equitativa, oportuna y socialmente útil” Chaim Perelman
Debemos decir además que la lógica, eficacia y acierto de una sentencia no radica en la cantidad de páginas escritas, un argumento adquiere su relevancia por las siguientes razones: i) se atiene a la cuestión que se debate, ii) ofrece razones sólidas y iii) utiliza premisas que suministren fortaleza a los desafíos razonables que se impongan al argumento. No se trata solo de justificar sino de derrotar con contundencia el ataque del argumento contradictor, basta esto para mencionar el aforismo “El que mucho habla mucho se equivoca” y es que no justifica un argumento jurídico la extensión de las excusas, solo la claridad de las ideas.
Read 63 times Last modified on Sunday, 25 August 2019 19:09
Comparte ahora
24 07, 19

about author

 

 

 

 

Login to post comments