Now loading.
Please wait.

Menu

Antimonopolio, datos y beneficios de la economía digital

HomeBlog Artículos de OpiniónAntimonopolio, datos y beneficios de la economía digital
HomeBlog Artículos de OpiniónAntimonopolio, datos y beneficios de la economía digital
                                   
Antimonopolio, datos y beneficios de la economía digital

Antimonopolio, datos y beneficios de la economía digital

posted in Artículos de Opinión by Super User

Comparte ahora
Sheila Amaya Jiménez*

En 2011, Marc Andreessen, cofundador de Mosaic y Netscape, considerado uno de los inversores en tecnología más importantes del mundo, publicó en The Wall Street Journal, un famoso artículo en el que sostuvo que “estamos en medio de un dramático cambio tecnológico y económico en el que las compañías de software están preparadas para conquistar sectores cada vez mayores de la economía”.

En la era digital, en la que nos encontramos inmersos, dicha predicción se hizo realidad, puesto que, cada vez más realizamos actividades con software, por ejemplo, antes buscábamos información en bibliotecas, ahora lo hacemos con Google, compartimos fotos en Instagram y Facebook, nos comunicamos de forma instantánea a través de WhatsApp, y nos transportamos en Uber, Cabify, entre otros.

Vemos entonces, que la tecnología ha transformado gran parte de la economía mundial. La combinación de informática, big data e inteligencia artificial, han creado mercados completamente nuevos y han abierto una serie de oportunidades en la industria ya existente, pero, también han generado diversos retos para el derecho antimonopolio.

Los mercados digitales han estado bajo el escrutinio de la política de competencia desde la década de 19801 con el auge de los computadores, el software y el procesamiento de datos a gran escala, sin embargo, con la llegada de internet, se desarrollaron muchos modelos de negocios que brindan servicios utilizando datos. Más tarde, y a un ritmo exponencial, las empresas de la economía digital compiten por los datos para ganar o mantener una posición dominante2 en el mercado, y esto, ha generado que las distintas Autoridades de Competencia se pregunten si es hora de cambiar las políticas antimonopolio o si es mejor adaptarse a la nueva realidad del mercado con las normas preexistentes3.

Los datos personales recopilados y procesados por las grandes plataformas, tales como, Amazon, Apple, Facebook, Google y Microsoft, revelan preferencias y características de los usuarios. Esto, a su vez, permite el empleo de tecnologías de creación de perfiles altamente personalizados, como el “Microtargeting”. Estas tecnologías pueden restringir la competencia, ya que impiden que los clientes accedan a ciertos bienes o servicios en función de sus características personales, además, pueden generar barreras de entrada a nuevos competidores, y de otro lado, crean diferentes beneficios para los consumidores, pero pueden incurrir en violación de datos personales.

En 2019, el panel de expertos en competencia digital del Reino Unido, encontró que las empresas que utilizan la innovación basada en datos han experimentado un crecimiento de la productividad entre un 5% y un 10% más rápido que las empresas que no lo hacen y que los conocimientos adquiridos a partir de los datos pueden mejorar la toma de decisiones de diversas formas, en todas las industrias y pueden generar una amplia gama de beneficios.

Finalmente, la competencia crea incentivos para que las empresas se esfuercen por ofrecer lo que los consumidores quieren, asegurando así que los precios se mantengan razonables, que los bienes y servicios sean de alta calidad, con variedad para satisfacer los diferentes gustos de los consumidores. Los mercados digitales también son clave para impulsar la productividad, lo que obliga a las empresas a hacer un mejor uso de sus recursos. Adicionalmente, crea nuevas prioridades a las Autoridades de Competencia, puesto que se han visto preocupados por regular esta clase de mercados, por implementar y aplicar políticas de protección de datos personales, en pro de garantizar la privacidad de los consumidores, con la finalidad de lograr el buen funcionamiento de la economía digital.

Citas

1 BRICS in the digital economy competition Policy in Practice. First Report by the Competition Authorities Working Group on Digital Economy.

2 Numeral 5 del Artículo 45 del Decreto 2153 de 1992, “la posición dominante es aquella posibilidad de determinar, directa o indirectamente las condiciones de un mercado”.

3 La autoridad de competencia de Francia, en febrero de 2020, sostuvo que las prácticas anticompetitivas han llevado a las autoridades de competencia a realizar una profunda reflexión sobre la actualización de la ley antimonopolio y su aplicación.

* Abogada. Conciliadora Extrajudicial en Derecho, egresada de la Universidad Militar Nueva Granada. Actualmente, cursa la Especialización en derecho de la competencia en la Pontificia Universidad Javeriana. Miembro de la Red de Arbitraje Juvenil de la Cámara de Comercio de Bogotá D.C.

Read 467 times Last modified on Sunday, 30 August 2020 13:09
Comparte ahora
30 08, 20

about author

 

 

 

 

Login to post comments