Now loading.
Please wait.

Menu

Arbitraje -7 aspectos indispensables que se deben conocer-

HomeBlog Artículos administrativoArbitraje -7 aspectos indispensables que se deben conocer-
HomeBlog Artículos administrativoArbitraje -7 aspectos indispensables que se deben conocer-
                                   
Arbitraje -7 aspectos indispensables que se deben conocer-

Arbitraje -7 aspectos indispensables que se deben conocer-

posted in Artículos administrativo by Super User

Comparte ahora
Mónica Alejandra León G.*

“La justicia requiere poder, inteligencia y voluntad”. -Leonardo Da Vinci-

Los resultados del estudio Doing Business 2020 desarrollado por el Banco Mundial, ubican a Colombia en el deshonroso puesto 177 entre 190 países en la categoría de cumplimiento de contratos, que mide las variables tiempo y costo para dirimir una controversia comercial y evalúa la adopción de buenas prácticas para promover la calidad y eficiencia en el sistema judicial.

El anterior indicador reveló que nuestro sistema judicial colombiano toma 1.288 días en promedio para que se resuelva la disputa y en el índice de calidad de los procesos judiciales nos otorgó un puntaje de 9.0 siendo 18.0 el puntaje máximo1.

Esto muestra que los esfuerzos en materia de mejoramiento de justicia no han sido suficientes, no son competitivos y que existe la imperiosa necesidad de salir del grupo de las 15 peores justicias del mundo en materia comercial. En este punto los mecanismos alternativos de solución de conflictos cobran altísima importancia, especialmente el arbitraje que es jurisdiccional y contribuye de forma clara a la descongestión del sistema de administración de justicia. Así las cosas, estos son 7 aspectos relevantes del arbitraje que debemos conocer:

1. ¿Qué es el arbitraje?

El arbitraje es un mecanismo alternativo de solución de controversias en el cual las partes involucradas deciden sustraer del juez natural el conocimiento de aquellas, para que sean dirimidas por tribunales arbitrales.

Tiene su fundamento en el artículo 116 de la Constitución Política de Colombia que establece que los particulares pueden ser investidos transitoriamente de la función de administrar justicia en los términos establecidos por la ley, está regulado en gran medida en el Estatuto de Arbitraje Nacional e Internacional (Ley 1563 de 2012).

2. ¿Qué es el pacto arbitral?

Son las partes de un conflicto las que, de forma voluntaria, celebran un negocio jurídico denominado pacto arbitral que tiene dos modalidades i) cláusula compromisoria y ii) compromiso. La cláusula compromisoria está contenida en un contrato o en un documento anexo al mismo y allí las partes del negocio jurídico deciden someter las eventuales diferencias que surjan a la decisión de un tribunal arbitral, por su parte, el compromiso no forma parte del contrato celebrado inicialmente, sino que se celebra por las partes del conflicto cuando el mismo ya ha surgido.

En el pacto arbitral las partes pueden regular aspectos relacionados con el tipo de arbitraje que se adelantará, el procedimiento y normatividad aplicable, el número de árbitros (que siempre deberá ser impar), las características que deban cumplir los árbitros y su nombramiento, entre otros.

3. El arbitraje es voluntario

El arbitraje se rige por el principio de voluntariedad o habilitación, de manera que son las partes quienes le otorgan competencia a un tribunal arbitral para que dirima determinadas controversias, de allí que no haya lugar a ser parte de un proceso arbitral sin la existencia de consentimiento, expreso o tácito, por quienes convocan o son convocados al mismo.

4. Los árbitros son administradores de justicia

Aunque los árbitros sean particulares que no forman parte de la Rama Judicial, están investidos de la labor jurisdiccional, deben ser colombianos y ciudadanos en ejercicio, deben cumplir los requisitos para ser magistrado de Tribunal Superior de Distrito Judicial, así como los que exijan los centros de arbitraje y las partes en el pacto arbitral.

Como administradores de justicia están sometidos al mismo régimen disciplinario de los servidores judiciales y de los auxiliares de justicia, pues actúan como jueces que tienen competencia respecto de aquellos asuntos puestos a su consideración.

5. Clases de arbitraje

Existen múltiples clasificaciones en materia arbitral según diversas categorías, a saber: i) si se administra directamente por los árbitros se denominará ad hoc, y ii) si es un centro de arbitraje el que lo administra será institucional; iii) será internacional -generalmente- cuando las partes tengan domicilios en diferentes Estados, la controversia afecte intereses del comercio internacional o si el cumplimiento de las obligaciones objeto del litigio está ubicado fuera del Estado en el que las partes están domiciliadas, y iv) en los demás casos será nacional.

6. ¿Qué es el laudo arbitral?

El proceso arbitral es de única instancia y concluye con una providencia que dirime el conflicto -conocida como laudo arbitral- contra la cual solo proceden los recursos extraordinarios de anulación y de revisión por causales taxativas que están señaladas en la ley. Así las cosas, lo que en un proceso judicial se conoce como sentencia, en el proceso arbitral se denomina laudo.

El laudo arbitral puede ser en derecho, en equidad o técnico, a elección de las partes de la controversia, sin embargo, siempre que sea parte el Estado, el laudo deberá proferirse en Derecho.

7. Existen grandes ventajas de acudir al proceso arbitral

Son múltiples las ventajas que pueden ser tenidas en cuenta a la hora de decidir acerca de la celebración o no de un pacto arbitral. La congestión judicial hace que uno de los grandes atractivos del arbitraje sea la celeridad a la hora de dirimir la controversia, así mismo, resulta beneficioso acudir a arbitraje -en determinados asuntos- por cuanto existe la facultad de las partes para escoger árbitros que tengan conocimientos especializados en el tema objeto de la controversia, por la posibilidad de determinar las reglas de procedimiento aplicables y cuando se pretenda confidencialidad en el asunto sometido a decisión del tribunal arbitral, entre otras.

La justicia arbitral no puede catalogarse como mejor o peor que la administrada por la Rama Judicial, es una justicia diferente, en ciertos casos se configura como la mejor alternativa para la solución de determinados conflictos y -sin lugar a duda- contribuye en gran manera a la descongestión del aparato jurisdiccional. Aunque pactar arbitraje es voluntario, lo que no debería serlo para jueces, árbitros y demás ciudadanos es que recordamos las palabras de Da Vinci al afirmar que “[l]a justicia requiere poder, inteligencia y voluntad”.

Citas

1 Cfr. Informe Doing Business 2020

#YoEscriboYoLeoDerecho

* Abogada de la Universidad Externado de Colombia. Máster en Derecho con énfasis en Derecho Procesal de la Universidad Externado de Colombia. Miembro del Instituto Colombiano de Derecho Procesal. Docente e Investigadora de la Universidad Externado de Colombia. Se ha desempeñado como directora del área de litigios y arbitraje en firma de abogados, así como Secretaría General y Directora Jurídica en Concesiones de vías 4G. Litigante y Consultora.

Read 600 times Last modified on Sunday, 16 August 2020 13:26
Comparte ahora
16 08, 20

about author

 

 

 

 

Login to post comments