Now loading.
Please wait.

Menu

Una decisi贸n judicial ajustada a la tradici贸n racionalista de la prueba

HomeBlog Art铆culos de Opini贸nUna decisi贸n judicial ajustada a la tradici贸n racionalista de la prueba
HomeBlog Art铆culos de Opini贸nUna decisi贸n judicial ajustada a la tradici贸n racionalista de la prueba
Una decisi贸n judicial ajustada a la tradici贸n racionalista de la prueba

Una decisi贸n judicial ajustada a la tradici贸n racionalista de la prueba

posted in Art铆culos de Opini贸n by Super User

Comparte ahora
Jhony 脕ngel Mena*

La sentencia de la Corte Suprema de Justicia, Radicaci贸n 49044, que tiene como magistrado ponente al Doctor Gerson Chaverra Castro es un paso muy importante hacia una decisi贸n judicial ajustada a la tradici贸n racionalista de la prueba, que tiene como m谩ximos exponentes a Jordi Ferrer Beltr谩n y a Michele Taruffo, entre otro(a)s grandes autore(a)s.

Dicha providencia resolvi贸 el caso ocurrido el 23 de octubre de 2011 en la ciudad de Bucaramanga, cuando luego de una ri帽a entre j贸venes result贸 muerto el ciudadano Jhon 脡dison Carvajal Rojas. Entre las controversias planteadas en la sentencia鈥搚 la que m谩s pol茅mica ha generado hasta el momento- es aquella en la que la Corte mantiene la decisi贸n del tribunal que conden贸 al procesado pese a solicitud de absoluci贸n por parte de la Fiscal铆a. La Corte sostiene su conformidad apelando al principio de 鈥渏usticia material鈥 como parte integrante del sistema acusatorio colombiano. Sobre este punto varias precisiones deben hacerse al respecto.

Prima facie, el sistema acusatorio colombiano si se concibe desde la teor铆a de Luigi Ferrajoli -expuesta en su obra Derecho y Raz贸n- debe mantener al operador judicial como un 鈥渟ujeto pasivo r铆gidamente separado de las partes y al juicio como una contienda entre iguales iniciada por la acusaci贸n, a la que compete la carga de la prueba鈥 (Ferrajoli, 1989, p. 564). No obstante, lo cierto es que en Colombia no hay un sistema acusatorio puro sino una mixtura, adem谩s de que un proceso judicial no puede convertirse en 鈥渦n modelo deportivo en donde gana el m谩s fuerte e inteligente, sin importar la verdad de lo que este afirma鈥 (Allen, 2016).

Desde la tradici贸n racionalista de la prueba el operador judicial debe tomar la decisi贸n con base en las pruebas practicadas y aportadas al proceso, mismas que valora conforme a la sana cr铆tica racional y sobre las cuales decide acerca del enunciado probatorio 鈥渆st谩 probado que p鈥 (Accatino, 2019). Desde esta concepci贸n y en l铆nea con lo expuesto por la Corte Suprema de Justicia en radicados como el 53264, el Juez no puede ser un convidado de piedra o cumplir la funci贸n de mero 谩rbitro, por lo contrario, debe atender a su obligaci贸n constitucional de velar por las garant铆as de las partes e intervinientes al proceso y ser art铆fice de los objetivos centrales del sistema penal, consistentes en averiguar la verdad del delito sobre el que se alega su existencia, determinar su autor o part铆cipe y evitar el pronunciamiento de veredictos falsos (reducci贸n del error) (Laudan, 2013).

De igual modo, esta concepci贸n se帽ala que un hecho est谩 probado cuando en el procedimiento hay corroboraci贸n suficiente de ese hecho, es decir, concibe a la prueba como conocimiento y no como persuasi贸n, no apela a estados internos del Juez (convicci贸n, intuici贸n) sino a un est谩ndar de prueba, es decir, a 鈥渦n umbral de suficiencia de las razones te贸ricas susceptibles de ser aducidas en favor de un enunciado descriptivo de un hecho jur铆dicamente relevante鈥 (Dei Vecchi, 2014, p.20). Por lo anterior, es posible concluir que para esta perspectiva la principal finalidad de la actividad probatoria es la averiguaci贸n de la verdad (bajo una noci贸n de verdad como correspondencia), al comprender el proceso como un acontecimiento epist茅mico (Ubertis, 2017).

En lo que se refiere puntualmente a la sentencia, el problema planteado por el casacionista radica en un supuesto error de hecho en la apreciaci贸n material de la prueba, por lo que presenta varios reparos frente a la valoraci贸n del testimonio de Sergio Andr茅s Romero. No obstante, lo que se帽ala la Corte es que ninguno de estos argumentos presenta el debido respaldo probatorio, por lo que no pone en cuesti贸n el cumplimiento del est谩ndar de prueba de m谩s all谩 de toda duda razonable en lo que refiere a la identificaci贸n del procesado. Lo que se puede observar en la justificaci贸n dada en esta sentencia es una Corte Suprema de Justicia que atiende a la tradici贸n racionalista de la prueba, que apela a la epistemolog铆a jur铆dica y decide acerca del enunciado probatorio con base en las pruebas tanto del ente acusador como de la defensa -espec铆ficamente esta 煤ltima no logra con sus elementos de juicio poner en cuesti贸n el cumplimiento del est谩ndar -.

Del mismo modo, la Corte es consciente que en ocasiones las mismas reglas procesales sirven de obst谩culos contraepist茅micos para el cumplimiento de los fines del sistema penal y de la actividad probatoria, expuestos unas l铆neas atr谩s. En lo concreto, plantea una interpretaci贸n diferente del art铆culo 448 del C贸digo de Procedimiento Penal que se ajuste a la tradici贸n racionalista de la prueba que aqu铆 se refiere. La Corte no encuentra raz贸n por la cual apreciados los medios de prueba introducidos por las partes y encontrando corroboraci贸n suficiente sobre la conducta y responsabilidad del procesado deba declararlo como inocente por petici贸n de la Fiscal铆a. En apoyo de este razonamiento, Laudan (2013) expone que:

La epistemolog铆a jur铆dica, concebida apropiadamente, consta de dos proyectos: a) uno de car谩cter descriptivo, consistente en determinar cu谩les de las reglas vigentes promueven o facilitan la verdad y cu谩les la obstaculizan, y, b) otro normativo consistente en proponer cambios en las reglas existentes al efecto de modificar o eliminar aquellas que constituyan impedimentos graves para la b煤squeda de la verdad.

Sin lugar a dudas, visto desde la epistemolog铆a jur铆dica que plantea el autor el art铆culo 448 del C贸digo de Procedimiento Penal 鈥損iedra angular del sistema acusatorio- se constituye como un obst谩culo para la averiguaci贸n de la verdad -por ello, un autor como como Dama拧ka (1973) ha ido m谩s all谩 hasta el punto de hablar de 鈥渓a naturaleza contraepist茅mica del sistema adversarial鈥-.

Finalmente, la Corte para tomar la decisi贸n apela al principio de justicia material y aunque parezca que lo utiliza como un recurso m谩s argumentativo que epist茅mico una vez m谩s en su defensa acude Laudan (2013) que se帽ala que:

(鈥) Sin una determinaci贸n acertada de los hechos es imposible alcanzar justicia. Ello debido a que una resoluci贸n jurisdiccional justa depende crucialmente de establecer correctamente qui茅n hizo qu茅 cosa a quien. Aunque la verdad no sea en s铆 misma una garant铆a de que se obtendr谩 justicia, s铆 constituye un requisito previo de aquella (p. 23).

Referencias

鈥 Accatino, D. (2019). Teor铆a de la prueba: 驴todos somos racionalistas ahora? Revus. doi:DOI : 10.4000/revus.5559.

鈥 Allen, R. (2016). Los peligros de la investigaci贸n en derecho comparado. En J. Ferrer Beltr谩n, & C. V谩squez, Debatiendo con Taruffo (p谩gs. 21-43). Marcial Pons.

鈥 Dama拧ka, M. (1973). Evidentiary Barriers to Conviction and Two Models of Criminal Procedure. University of Pennsylvania Law Review.

鈥 Dei Vecchi, D. (2014). Acerca de la fuerza de los enunciados probatorios: el salto constitutivo. Doxa: Cuadernos de filosof铆a del derecho(37), 237-261. Obtenido de http://www.cervantesvirtual.com/nd/ark:/59851/bmc2n737

鈥 Ferrajoli, L. (1989). Derecho y raz贸n. Teor铆a del garantismo penal.Trotta.

鈥 Laudan, L. (2013). Verdad, error y proceso penal. Marcial Pons.

鈥 Ubertis, G. (2017). Elementos de epistemolog铆a del proceso judicial.Trotta.

#YoEscriboYoLeoDerecho

* Litigante y consultor de empresas multiservicios. Especialista en Derecho Administrativo (Universidad Libre); especialista en Derecho Procesal Penal; especialista en Ciencias Penales y Criminol贸gicas (Universidad Externado); especialista en Bases del Razonamiento Probatorio (Universidad de Girona).

Read 1642 times Last modified on Saturday, 18 July 2020 18:43
Comparte ahora
18 07, 20

about author

 

 

 

 

Login to post comments