Now loading.
Please wait.

Menu

¿Qué son las “Vías 4G”?

HomeBlog Artículos administrativo¿Qué son las “Vías 4G”?
HomeBlog Artículos administrativo¿Qué son las “Vías 4G”?
                                   
¿Qué son las “Vías 4G”?

¿Qué son las “Vías 4G”?

posted in Artículos administrativo by Super User

Comparte ahora
Mónica Alejandra León G.*

Pueden existir dos poderes pacíficos: el derecho y la ingeniería Anónimo

En Colombia los proyectos de infraestructura desempeñan un rol esencial a la hora de “incrementar la productividad y competitividad económica”1, son fuentes generadoras de empleo, contribuyen al desarrollo social y económico de las regiones y a la disminución de los costos de transacción en las operaciones comerciales.

De allí que desde finales del siglo pasado el Estado colombiano esté implementando políticas públicas tendientes a la celebración de contratos de concesión para poder garantizar la ejecución de los proyectos con recursos eminentemente privados.

Nuestro país ha recurrido -especialmente- a los contratos de concesión para poder contar con infraestructura vial a lo largo y ancho del territorio, de manera que hoy en día puede identificarse claramente cuatro generaciones de contratos de concesión vial, de allí el término conocido en nuestra sociedad como vías 4G. Es decir, no es que existan unas obras de infraestructura con características técnicas especiales y que por ello hayan adoptado la denominación de vías 4G, pues -como se indicó- a lo que se refiere dicho título es que estamos ante contratos de concesión vial de cuarta generación (4G).

Teniendo en cuenta lo anterior, absolvamos entonces algunos interrogantes sobre los contratos de concesión y sus generaciones en materia de infraestructura vial.

¿Qué es el contrato de concesión?

El ordenamiento jurídico colombiano lo ha definido en el artículo 32 de la Ley 80 de 19932 como negocios jurídicos que i) celebran la entidades públicas con el fin de que un concesionario preste, opere, explote o gestione un servicio público, o construya, opere o explote una obra destinada al servicio público, ii) son controlados por la entidad concedente, y iii) dan lugar a una contraprestación que en la mayoría de los casos consiste en una tarifa, tasa o participación en la explotación del bien.

¿Cuáles son las generaciones de contratos de concesión vial en Colombia?

Primera generación

La Constitución Política de 1991 introdujo cambios en el ejercicio de las actividades del Estado, fruto de ello se amplió la participación de los privados en los roles estatales -con el fin de promover la apertura económica del país- constituyéndose entonces la infraestructura vial en un elemento determinante. Se expiden entonces la Ley 105 de 1993 -ley de transporte- y el documento CONPES 2597 de 1992, que dan lugar a la primera generación de los contratos de concesión.

Estas concesiones se centraron en la rehabilitación y ampliación de las calzadas existentes y tenían un ingreso garantizado, que implicaba que si el tránsito y recaudo no eran los proyectados, el Estado debía compensar la diferencia con pagos dinerarios4. El gran talón de Aquiles fue la falencia en la estructuración de dichos proyectos, pues había carencia de estudios y diseños previos a los procesos licitatorios lo que generó una onerosidad altísima para el Estado porque asumía riesgos que no estaban adecuadamente estudiados y cuantificados.

Segunda generación

En esta segunda etapa surgen proyectos de mayor tamaño con una estructuración más robusta, la Nación aportaba ciertos recursos para la fase de construcción, y se contemplaba una distribución de riesgos distinta a la de los contratos de primera generación.

De manera específica, se empieza a trasladar parte del riesgo al particular contratista, quien tiene la carga de estimar razonadamente el recaudo y el tiempo para que la inversión retornara y se diera la utilidad esperada. Tomando como referencia dicha estimación, se definía el plazo del contrato, al cabo del cual se revertía la infraestructura al Estado.

Tercera generación

Su implementación se da a partir del año 2001, donde se distribuyen diversos riesgos de forma más específica y con mayores elementos técnicos para su asignación especialmente en las actividades de adquisición de predios, elaboración de estudios, diseños y la obtención de licencias ambientales.

Cuarta generación (4G)

El lanzamiento formal de las concesiones 4G se dio con el documento CONPES 3760 del 20 de agosto de 2013 donde se concibió la ejecución de proyectos viales bajo esquemas de asociación público privada (APP) y se buscó corregir las falencias en que se había incurrido atrás y conservar los aciertos logrados. Es decir, las denominadas “vías 4G” surgen como un programa del Estado donde busca “el mejoramiento de la infraestructura vial del país de manera eficiente y rápida, con la concurrencia de capitales privados en la estructuración, financiación y ejecución de los proyectos que se dan en concesión a través de los respectivos contratos”4.

Los contratos de concesión de 4G tienen como gran característica una detallada distribución del riesgo, que en su mayoría recae en el concesionario, y donde este percibirá el pago únicamente en la medida en que vaya poniendo la obra en disponibilidad para ser usada.

Quinta generación (5G)

Actualmente, han sido publicados los pliegos para el primer proyecto de quinta generación en el país, la nueva malla vial del Valle del Cauca, donde se da prioridad a los temas ambientales, sociales y se destacan las conexiones multimodales en este tipo de proyectos 5G, que “facilitará a los transportadores de carga llevar las mercancías o productos por carretera, río o tren, lo que reduce costos y tiempo en la operación”5.

Citas

1 Zarate Aquino, Manuel. La importancia de la infraestructura

2 “Son contratos de concesión los que celebran las entidades estatales con el objeto de otorgar a una persona llamada concesionario la prestación, operación, explotación, organización o gestión, total o parcial, de un servicio público, o la construcción, explotación o conservación total o parcial, de una obra o bien destinados al servicio o uso público, así como todas aquellas actividades necesarias para la adecuada prestación o funcionamiento de la obra o servicio por cuenta y riesgo del concesionario y bajo la vigilancia y control de la entidad concedente, a cambio de una remuneración que puede consistir en derechos, tarifas, tasas, valorización, o en la participación que se le otorgue en la explotación del bien, o en una suma periódica, única o porcentual y, en general, en cualquier otra modalidad de contraprestación que las partes acuerden”.

3 Pino Ricci Jorge. El régimen jurídico de los contratos estatales. Universidad Externado de Colombia. Primera Edición, diciembre de 2005.

4 LEÓN GIL, Mónica Alejandra. “Arbitraje y amigable composición en contratos de vías 4G”, en Memorias del Congreso Internacional de Derecho Procesal 50 años del Instituto Colombiano de Derecho Procesal, Medellín, Instituto Colombiano de Derecho Procesal, 2019.

5 Página web de la Agencia Nacional de Infraestructura

#YoEscriboYoLeoDerecho

* Abogada de la Universidad Externado de Colombia. Máster en Derecho con énfasis en Derecho Procesal de la Universidad Externado de Colombia. Miembro del Instituto Colombiano de Derecho Procesal. Docente e Investigadora de la Universidad Externado de Colombia. Se ha desempeñado como directora del área de litigios y arbitraje en firma de abogados, así como Secretaría General y Directora Jurídica en Concesiones de vías 4G. Litigante y Consultora.

Read 1442 times Last modified on Friday, 10 July 2020 19:17
Comparte ahora
27 06, 20

about author

 

 

 

 

Login to post comments